Ayuthaya, pequeño Angkor.

11Dec2017. Ayer terminé más o menos de visitar todo lo que tenía pensado en Bangkok, por lo que hoy, por recomendación de un amigo, visitaría Ayuthaya, un pueblo de unos 60000 habitantes al norte de la capital. Todo su centro histórico es, prácticamente, una sucesión de templos en mejor o peor estado de conservación.

Fue fundada en 1351 y fue capital del reino Ayuthaya o Siam hasta que los birmanos la destruyeron en 1767 ENLACE y se calcula que llegó a tener 1000000 de habitantes en el s. XVIII. El centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1991.

DSC_0233
Estación Hua Lamphong (Bangkok).

Para mí, ha sido una sorpresa. Ni siquiera conocía su existencia pero cuando pregunté, todo el mundo me lo recomendaba, así que allá que fui.


Cómo llegar

Tocaba madrugar pues se tarda casi tres horas en llegar en transporte público desde Bangkok. Salí el hostel a las 7:00 después de dormir en la cama de matrimonio a donde me habían cambiado, lo cual implicaba que había una pareja de ingleses en la misma habitación, así que no sé como se habrán tomado mi incorporación… teniendo en cuenta que, hasta este cambio, estaban solos…

Cogí el ‘‘sky train’‘ e hice transbordo al metro hasta llegar a la estación de tren de Hua Lamphong. Donde por 345 THB coges el tren hasta Ayuthaya. Tanto el metro como el tren son bastante fáciles y manejables. En el metro te dan una ficha o una tarjeta que hay que conservar hasta la salida, al igual que en el ”sky train”. En el tren en las taquillas te atienden sin problemas y te ayudan para que no te despistes. El tren me ha parecido bastante caro, pero también es verdad que te dan un bollito y un café, al menos por la mañana porque a la vuelta no me lo dieron. Ya había desayunado en la estación unos bollitos y un café para llevar, pero aún así lo acepté, nunca se sabe si te puede hacer falta.

DSC_0236
Esperando al tren.

Al llegar, paro en The Station, la cafetería de la estación, a desayunar de nuevo y a bajarme el mapa de la zona, pues veía que tal y como estoy viajando, no iba a parar a comer. Me atendieron fenomenal y el desayuno estaba bueno aunque lo pagas a precio de estación, aún así es más barato de lo que suele ser en España.

Por suerte, aquí, a diferencia de la capital, casi todo cierra a las 6 de la tarde, menos los museos. Así que disfruto de algo más de tiempo para que no se me escapen cosas. También se puede contratar un tuk tuk por horas pero prefiero alquilar una bici y despreocuparme. La ”isla” donde se encuentran la mayoría de las cosas apenas mide 4,5 kilómetros de largo y 3,5 de ancho. Por 50 THB y el DNI como fianza, alquilo una bici destartalada, sin marchas y con el freno delantero más o menos en condiciones.


Empezamos

La primera parada que hago es Wat Phanam Choeng, que se encuentra fuera de la isla. Cuya atracción principal es un Buda de 19 metros de altura realizado en 1324 que está rodeado de 84000 imágenes de él mismo incrustadas en las paredes. Estaba lleno de gente ya que es de los pocos sitios en que a diario la gente puede acudir a cubrirse la cabeza con la túnica del Buda.

DSC_0239
Pasé por las ruinas de Khun Mueang Jai, uno de los múltiples templos que se encuentran en el complejo, casi todos en ruinas. Y llego al Centro de estudios históricos de Ayutthaya, pero estaba cerrado por obras, podías adentrarte en él pero enseguida veías andamios y todo tapado con plásticos, no había ningún cartel que dijera nada. Me lo confirmó una señora sin dientes.

Sigo adelante, teniendo cuidado pues aquí conducen por la izquierda. Paso por las ruinas de Wat Jao Prab, y a partir de aquí decido pararme sólo en lo más conocido, pues si te paras en cada templo que ves, necesitarías días enteros para verlo todo. Por eso digo, que me recuerda a un pequeño Ankor. Muchos edificios se construyeron a la par que allí y algunos incluso para competir con los templos de allí. Incluso el entorno tan verde se parecen. Están enclavados en plena naturaleza aunque ella no ha llegado a invadir de la manera que lo ha hecho en los templos camboyanos.

De hecho, muchos, como el Wat Chai Wattarnaram, están construido en estilo Khamer. Recuerda en su forma a Angkor Wat, y es la joya de la ciudad. Fue construido en 1630 por el rey Prasang Thong en memoria de su madre que vivía en esa zona. Está ubicado fuera de la isla y la verdad es que su visión desde la otra orilla e ir descubriéndo conforme te acercas hace que merezca la pena las 3 horas de viaje.

DSC_0250
Wat Chai Wattarnaram.

También paso enfrente del Chedi Si Suriyo That, una stupa blanca y dorada que según las crónicas contiene las cenizas de la reina Suriyo, que según cuentan fue la heróica mujer del rey Chakkraphat.

Sigo hasta que me detengo a contemplar el Buda reclinado de 42 metros de largo y 8 de alto, esta adornado con una túnica y es de los lugares más visitados del complejo. Durante el camino me sorprende lo respetuosos que son con las bicis y que haya durante casi todo el trayecto un carril bici.

DSC_0271
De camino al Museo Nacional de Chantarakasem ayudo a una pareja de españoles que no se encontraban en el mapa y andaban un poco perdidos, se me sale la cadena y me lleno de grasa para ponerla y me compro un paquete de palomitas pues me pica el gusanillo. Y todo eso, para nada, hoy es fiesta nacional en Tailandia y estaba cerrado.

DSC_0273
Wat Ratcha Burana.

Así que continúo hasta Wat Ratcha Burana. Construido en 1424 por el rey a cuyos hermanos había incinerado en este lugar tras pugnar con ellos por el trono. Es uno de lo sitios mejor conservados y se puede subir a la torre desde la que se baja a la cripta donde hay unos interesantes murales, aunque es claustrofobia y el calor hace que empieces a sudar nada más entrar. Destacan las imágenes talladas de lotos y personajes míticos. Como en el resto del complejo, abundan las stupas inclinadas y las estructuras que parecen que se vayan a venir abajo de un momento a otro.

 

La ruta me lleva a Wat Phra Mahathat. Donde se encuentra la imagen más conocida, una cabeza de buda metida entre las raíces de un árbol. Se construyó en 1374 y la torre central se derrumbó antes de la invasión birmana, más tarde reconstruida pero volvió a desplomarse en 1911.

Wat Phra Ram, cuyas diferentes versiones colocan la construcción del templo entre los s. XIV y XV siguiendo el estilo Khamer que abunda en el complejo. Junto a él se encuentra otra de las atracciones más populares, el paseo en elefante. Pese a lo cruel que pueda parecer había muchísima gente dando un paseo sobre los paquidermos. Personalmente, no veo nada malo en usar a los elefantes siempre y cuando se les trate de manera correcta y, por supuesto, no sufran malos tratos. El uso de animales ha sido una de las actividades humanas desde siempre, y gracias a ellos el hombre ha evolucionado a lo largo de la historia.

Tras reflexionar sobre el uso de estos animales visito Wat Phra Si Sanphet, otro de los lugares típicos de la ciudad. Donde llaman la atención sus 3 magníficas stupas, que un día estuvieron cubiertas de oro, aunque hoy no lucen mucho peor. También es de los sitios donde más gente había.

DSC_0300
También se encontraba cerrado por obras el Wihan Phra Mongkhon Bophit, donde se encuentra uno de los Budas de bronce más grandes de Tailandia. Más adelante entro en el Centro de Turismo de Ayuthaya, donde tenía que haber pasado antes que a cualquier otro lado ya que te pone en contexto de lo que vas a encontrar durante la visita a los templos. Curioso que haya que entrar descalzo a una exposición de este tipo, y aquí me entero que la ciudad fue un importante puerto comercial y que hacía negocios incluso con España.

DSC_0308
Wat Phra Si Sanphet.

En mi opinión dos días, o incluso 3, es lo que habría que dedicar a Ayuthaya, ya que en un día puedes visitar los principales puntos, pero creo que es mejor dedicarle un día más a parar en los pequeños rinconcitos y ruinas que el lugar te va poniendo en el camino y disfrutarlos sin prisa ninguna. Además ver atardecer o amanecer en alguno de los puntos que puedas encontrar debe de ser una delicia.

Hay un bono que cuesta 220 THB para ver los templos que cuestan dinero, por separado son 50 cada uno. El resto de ruinas se pueden ver de forma gratuita.

Ya de vuelta a la estación decido asomarme al río para poder contemplar Putthaisawan, ya que está en la otra orilla y el rodeo para verlo es considerable. Pero no es tarea fácil. Toda la orilla está atestada de restaurantes y es imposible asomarse al río si no es entrando en alguno de ellos. Pero me cuelo en el jardín de una cafetería cerrada y me asomo, con tan mala suerte que apenas puedo disfrutarlo pues un árbol me tapa la vista desde todos los ángulos en los que puedo moverme.

 

DSC_0329
Grupo de monjes en los alrededores de Wat Maheyong.

Como última atracción decido acercarme al Wat Maheyong que está al otro lado del río tras la estación. Paso por Wat Samanakoliaram, un templo con varias imágenes de Buda pero del que no he podido encontrar más información. Y ya en Wat Maheyong, que debería de estar cerrado pero puedo entrar. Es un lugar sagrado fundado antes de la formación del reino, siendo el más antiguo de la ciudad. Aún conserva los muros y algunas columnas, lo que le hace diferente al resto y probablemente el más encantador de todos los que he visitado hoy. Todavía conserva los restos de un Buda al que acuden fieles a venerar.

Aquí, una mujer, a la que no sé como calificar, porque iba ataviada como un monjes, me pidió que le hiciera una foto, dejando el móvil sobre una piedra y alejándose para que no pudiera tocarla. Cogí el móvil, hice la foto y volví a dejarlo sobre la misma piedra. La mujer se acercó, una vez me había separado unos metros, y cogió le móvil antes de agradecérmelo desde la distancia. Me pareció curioso porque desconocía que hubiera mujeres monje (si las hay), y también porque sabía que los monjes no podían tocar a las mujeres pero desconocía que pasar al revés. Una anécdota más.


La vuelta

De vuelta a The Station a comerme, al fin, una ensalada y coger el tren de vuelta a Bangkok tras devolver la bici. Mientras esperaba al tren, a las 18:00, empezó a sonar el himno y todos los tailandeses se levantaron a escucharlo en silencio. Era algo que me habían contado pero que no había tenido la oportunidad de verlo hasta hoy. Supongo que pasará en los lugares públicos con altavoces para poder emitirlo. Y tras escuchar los chillidos de las azafatas del tren anunciando las paradas llego al destino, luego metro, luego ”sky train” y ya en el hostel.

DSC_0294
Wat Phra Mahathat.

M Gray Hostel, de momento el mejor que llevo en el viaje. Me ayudan a pedir un taxi para mañana a las 5 para volar a Myanmar y me piden que, por favor, probara el nuevo waffle que van a incluir en el menú para Navidad (son especialistas en ello), también me piden que nos hagamos unas fotos para subirlas a Facebook, se ofrecen a enviarme unas postales que no he podido enviar yo y charlamos un rato. Desde luego, que he estado agustísimo en este sitio pese a la distancia a los lugares turísticos, aún así, mereció la pena.

Lo dicho, mañana a Myanmar y a disfrutar de una nueva etapa del viaje… que ya va acercándose al final.

Un saludo.
IG: llopis_ig

FB: Viajes al infinito
Más enlaces relacionados con este viaje:

A por el viaje de mi vida: 2 meses, 10 países.

San Petersburgo, ¿la Venecia del norte?

Etapa 2: Adiós San Petersburgo, hola Moscú… y su hotel

Etapa 3: Pekín. Capado en el país del escupitajo

Etapa 4: Seúl y sus palacios.

Etapa 5: Vientam. Hanoi, donde conseguí mi primer millón.

Etapa 6: Camboya. Angkor directa al top. Parte I.

Etapa 7: Campo de la muerte Choeung Ek, y llegada a Vientián.

Etapa 8: Adiós Laos, llegada a Bangkok (Tailandia).

Un comentario en “Ayuthaya, pequeño Angkor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s