Etapa 8: Adiós Laos, llegada a Bangkok (Tailandia).

08Dec2017. Hoy ha sido un día bastante poco productivo, tenía el traslado a Tailandia y poquita cosa más. Así que hoy será cortito.


Adiós Luang Prabang

Como no podía ser de otra manera, me voy de la, supuesta, ciudad espiritual del país visitando templos, porque estoy seguro que en Bangkok no veré ninguno.

El primero en el que paro es el Wat Visoun (20000 LAK), que contiene, como la mayoría de los templos de la ciudad, muchas estatuas de Buda de diferentes tamaños y posturas. Lo que caracteriza a este complejo es una stupa de 35 metros. That Pathum fue construida en 1514 pero colapsó en 1917 y más tarde se reconstruyó, al igual que el tiempo, que se incendió en 1887, en su cripta se encuentran varias figuras de los siglos XIV y XV. En muchos de los templos de Luang Prabang he visto que tienen una estatua de un lama con su fotografía enfrente. Lo he buscado pero no he conseguido encontrar si es una visita que algún Lama importante realizase a esos templos y como homenaje se hicieran esas figuras.

DSC_1046
That Pathum.

Detrás de este templo, hay otro, el Wat Aham, pero por otras 20000 LAK decido no entrar. Ya no doy para muchos más templos y en algunos me ha parecido exagerado pagar casi 3 euros por entrar y no ver gran cosa. Así que me fui a ver si me podían cambiar las monedas de otros países en alguna oficina de cambio, que, en contra de lo visto en otras ciudades, aquí hay bastantes, aunque no tantas como templos. Me cambian todas menos las camboyanas, pero bueno, deben de ser céntimos de euros lo que me queda.

Dinero que me gasto en un puestecito de la calle para comerme un bocata de nutella con mermelada y un zumo de naranja, al que le echan agua, no es la primera vez que lo veo en el sudeste asiático y es de las cosas más caras que hay, pues encima lo disuelven, y me siento en unas mesas que han puesto por motivo del festival de cine que empezaba hoy.


Última visita en Laos

Como era de esperar, la última visita no fue muy interesante para mis gusto, pues es lógico que lo dejase para el final. El TAEC (Centro de Etnografía y Artes Tradicionales) me dejó un poco frío, es un pequeño museo dispuesto en una mansión donde vivió un juez francés y fue de los más opulentos de los años 20.

DSC_1055
Está compuesto únicamente por tres salas y ofrecen explicaciones sencillitas con varios objetos como muestras de las diferentes etnias que pueblan el país y como han ido evolucionando y aún hoy lo hacen con el avance sobretodo tecnológico. Aunque hay iniciativas para que ese avance no rompa con las tradiciones y culturas de estas etnias. Seguro que para la gente que le guste la etnografía es una pequeña joya de la que disfrutar, pero a mí, los 25000 LAK no me compensaron. Aunque considero que es mejor que algo no te guste a no conocerlo.

Volví al hotel a ultimar los detalles y me vino el tuk tuk a buscar para llevarme al aeropuerto (50000 LAK, tarifa fija). El aeropuerto es muy chiquitito pero es bastante mono y lo están arreglando aún más. Tiene una terraza en la segunda planta tras el control de seguridad y pasaporte con restaurantes donde se puede pagar con tarjeta aunque las tarjetas occidentales creo que no van muy bien. De hecho tengo que pagar en dólares porque no me la aceptaban, algo que si pasó en la cafetería que hay justo en la primera planta. Eso sí, en muchos de los sitios que estoy visitando te suman un porcentaje por el pago con tarjeta.


Llegada a Bangkok, Taliandia

Y ya en Tailandia, en su capital para ser más exacto. Del vuelo con Air Asia, poco que decir. Una hora y poco y muy cómodo. Nada que resaltar.

Cuando salí del avión me dirigí al control de pasaportes, pues por ser Español, no me hace falta conseguir el visado, que para otros países se puede sacar en el propio aeropuerto al llegar. YA TENGO OTRO SELLITO EN EL PASAPORTE.

Después me dirijo a un mostrador de servicios de taxis para informarme y ver cuánto me cuesta cogiéndolos con ellos y la chica me dice que no sabe donde está el hotel al que voy. Por supuesto, le doy la dirección y me dice que vaya a un punto de información y que cuando sepa en que zona está, vuelva y ya me indica. Así que le dije que si esas eran las ganas de captar clientes, mejor me iba a la calle y cogía un taxi sin intermediario por medio.

DSC_1053
Luego vendría el agua.

Así lo hice, pero para mi sorpresa estuve en la cola una hora para poder coger el taxi, aún así no me arrepiento después del trato recibido por la señora. Cuando ya llegas la final de la cola, le dices a una chica el destino y ella te da un papel con los datos del taxista que ya se ha acercado a por ti y te acompaña al coche. El mio, no sé porqué, tiene una bombona de algo en el maletero, para mi felicidad, no llegó a explotar.

Aquí los taxis ponen el taxímetro, cosa que me extrañó pues es el primer país del sur de Asia donde lo veo. También hay que pagar un par de peajes de 70 y 50 THB respectivamente. Mi taxista me pidió el dinero con antelación pero otros puede que lo paguen y luego lo sumen al total. También hay que pagar 50 THB al conductor por ser la carrera desde o hasta el aeropuerto, o algo así. Cuando llegamos a la calle, el taxi marcaba 315 THB a lo que había que sumar lo anterior. No llegó a 10€ pero tardamos casi hora y media en llegar al hostel, tal era el tráfico que había.

También me llamó la atención la cantidad de rascacielos que se veían desde la carretera, no paraba de ver edificios que había que mirar al cielo para intuir su final. No me lo esperaba.

DSC_1051
Wat Aham.

Respecto al hostel M Gray, sólo puedo decir que de momento me encanta. Es, con diferencia, el mejor alojamiento en el que he estado en el viaje. La chica que me ha recibido es súper simpática, la cafetería del piso bajo es bastante chula, bastante diáfana, las paredes grises, aspecto industrial y con algún detalle en las paredes como un par de marcos dorados con tapices de elefantes en el centro. Con decir, que viendo la localización, había pensado en cambiarme, pero al ver como es y como me han tratado les daré otra oportunidad. Está a 4 km del centro, pero me han explicado que cogiendo un sky train y un barquito por el río en 45minutos estaré en el centro. Encima me sirven un waffle con huevo, jamón y queso que está de muerte.

Mañana lo comprobaré.

Un saludo.

IG: llopis_ig

FB: Viajes al infinito

 

Más enlaces relacionados con este viaje:

A por el viaje de mi vida: 2 meses, 10 países.

San Petersburgo, ¿la Venecia del norte?

Etapa 2: Adiós San Petersburgo, hola Moscú… y su hotel

Etapa 3: Pekín. Capado en el país del escupitajo

Etapa 4: Seúl y sus palacios.

Etapa 5: Vientam. Hanoi, donde conseguí mi primer millón.

Etapa 6: Camboya. Angkor directa al top. Parte I.

10 comentarios en “Etapa 8: Adiós Laos, llegada a Bangkok (Tailandia).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s