Etapa 6: Camboya. Angkor directa al top. Parte I.

Angkor, ¿la maravilla número 14? Parte II.

30Nov2017. Por fin llegó el día en el que pivotaba mi viaje. Todo era un camino que me tenía que traer a aquí y que luego me llevará a más sitios alejándome de una de las maravillas que más me han impresionado, el objetivo era conocer este rincón del mundo donde tantas ganas tenía de poner los pies. Hablo de sensaciones. No entiendo de estilos arquitectónicos ni técnica constructiva ni de muchas otras cosas que historiadores y especialistas podrán evaluar mejor que yo. Me refiero a conocer un sitio y quedarte con la boca abierta al verlo, que todo esté envuelto en un color y un olor mágico. Algo que muy pocos sitios levantan.

DSC_0080
Monje dando la bendición a una turista en Angkor Wat.

Este es uno de ellos. Angkor. Se cuela en el top junto al Taj Mahal en Agra, plaza de San Marcos en Venecia, el Duomo de Florencia, el Parlamento de Budapest y el Nido del Tigre en Paro (alguno se me olvidará). Esta es una región que alojó las capitales del imperio Jemer durante su esplendor. El Imperio Angkoriano dominó el sudeste asiático durante los s. IX y XV, llegando a tener más de un millón de habitantes. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1992. Habiendo sido rescatada de la selva a finales del s. XIX.

Pero empecemos por el principio.


Viaje a Siem Reap

Volé con Vietnam airlines y fue una grata sorpresa. Te dan una botellita de agua, y el avión es bastante cómodo, a lo que ayudaba que iba prácticamente vacío, y también podría hablar de lo bien que olía el perfume de las azafatas, pero no lo voy a hacer.

Una vez en Camboya, me pareció súper ágil sacarse el Visado. Se rellenan un par de formularios, se entrega una foto junto al pasaporte y 30$, y en 5 minutos te devuelven todo correctamente cumplimentado. Así de difícil. Por otro lado, y para no perder la costumbre, el agente del control de pasaporte no era lo más agradable. De hecho, tuve que esperar a que terminara un vídeo que estaba viendo en el móvil para podre conseguir el sello. Pero bueno, así hice tiempo para que saliera la maleta que había facturado. Antes de salir se entrega otro formulario confirmando que no llevas objetos ilegales y ya, en Camboya.

DSC_0108
Mono comiendo basura frente a Angkor Wat.

El hotel me había puesto un tuk tuk por 2$ para que me recogiera. De lo primero que me doy cuenta es que aquí los tuk tuk están enganchados a una moto, cosa que nunca había visto. Pero mejore que a pié o en bicicleta como en otras partes.

La ciudad parece más tranquila y la gente no está obsesionada con tocar el claxon, también hay muchos complejos hoteleros de lujo. Y llegué al hotel sin más sobresaltos. Hago el check in y voy al cajero a sacar dinero, cosa que aquí se puede hacer en dólares, aunque después del día de hoy creo que voy a pagar en Riels Camboyanos (KHR) cuyo cambio son unos 4800 KHR por Euro, pero pagando con dolares aplican el cambio a su favor.

El recepcionista me comenta que al estar únicamente dos días se pueden hacer dos tipos de tours, uno pequeño que voy a hacer en bicicleta y uno grande que me recomienda coger el tuk tuk ya que algunos templos están lejos. Le hago caso y contrato el tuk tuk por 26$ para las 4:45 de la mañana para ver amanecer. Sí, tempranito. Así que paso por el supermercado para comprar el desayuno, aunque el surtido era escasito.

DSC_0116

Y al fin, en la habitación, en le hotel Happy Guests, que según anuncian abrió sus puertas en 1995. Que reconozco que no es la más limpia en la que haya estado, sin llegar a estar sucio, que el hotel es cutrecillo y que llega el wifi a mi habitación de milagro, porque no llega a todas. Como es barato (9$ la noche) y parecen simpáticos no me importan esas cosas, ni haberme encontrado cierto bicho en la almohada, entiendo que en países tropicales es de lo más normal. Cumple las expectativas y mínimos que tenía.


Camino a Angkor

Ahora sí que sí. Lo dicho, a las 4:45 estaba en el tuk tuk desayunado y con ganas de empezar el día. Hacía fresquito a esa hora. Me habían recomendado hacer hoy el día del tour grande para poder pasar a por las entradas con el tuk tuk y no tener que hacerlo andando o en bicicleta, pues te desvías un poco del camino. Las oficinas están nuevas y son bastante bonitas, tienen tiendas de souvenirs y una pequeña cafetería.

IMAG0469
Entrada de 3 días a Angkor.

Hay dos tipos de entradas. Las de un día cuestan 37€ y las colas son infinitas. Yo quería la de 3 días, por 62€ tienes derecho a acceso en tres días de los siguientes 10 a la adquisición de la entrada. Solo tuve que esperar a que terminara una persona y ya me hicieron una foto y pagué, aceptan tarjeta. Las taquillas abren a las 5 y la ciudad está bastante animada a esa hora, supongo que toda la ciudad vive en mayor o menor medida de los templos.

Había tantos tuk tuks que parecía una carrera a ver quien llegaba a los sitios, y he de decir que mi conductor (el mismo que me trajo del aeropuerto) era bastante bueno. Salió en un grupo de 5 de las taquillas, a la incorporación principal llegamos segundos y en la recta antes de entrar al recinto, se colocó primero.


Amanecer

Todavía era de noche pero había muchísimos guías ofreciéndote sus servicios y chicos convenciéndote para que fueras a desayunar a su chiringuito. Llegué a la laguna frente a Angkor Wat guiándome por las luces de los móviles de las demás personas. Y como era de esperar, no cabía un alma. Si se quiere coger sitio hay que estar allí a las 5 en punto, si te despistas un poco te quedas en la 4 o 5 fila. Yo conseguí ponerme en un lateral de la laguna, no muy bien situado, pero fui mejorando conforme la gente se iba retirando.

DSC_0025
Siento que la foto no refleje lo que realmente fue.

Y vimos el amanecer. Precioso. Tanta gente le quitaba encanto pero era de esperar y no podemos evitar la gente que empuja por hacer una foto con el móvil, la cual nunca se ve en condiciones con tan poca luz. Pero mereció la pena el madrugón, y eso que el resto del día estuve medio adormilado. Fue simplemente espectacular, no puedo decirlo de otra manera.

Conforme el sol se hacía más visible, la gente se iba retirando, y cuando las rodillas ya quemaban de estar de cuclillas, fui a dar una vuelta rápida por Angkor Wat, la joya de la corona. Construida en el s. XII pasa por ser la mayor estructura religiosa jamás construida. Mañana la visitaré de nuevo así que no me entretengo mucho.


De paseo por los templos

Volví al tuk tuk y fuimos a Preah Khan. Construido también en el s. XII por Jayavarman VII, el rey más poderoso del imperio Jemer. Saliendo por la puerta este damos con un mirador a la laguna artifical Jaratataka, uno de los múltiples embalses que abarcaba toda la red fluvial del complejo, que se calcula llegó a ser igual de grande que el área metropolitana del Nueva York actual.

DSC_0119
Gopuram Preah Khan.

En medio de dicha laguna se encuentra Neak Pean, un templo al que se accede por una pasarela de madera situada en el norte. Construida por el mismo rey que el anterior y esta situado en una islita en la laguna, y a su vez, en medio de una piscina rodada de otras cuatro más pequeñas, donde se haya la torre que lo compone.

DSC_0151
Laguna Jaratataka donde se sitúa Neak Pean.

Después paramos en Ta Som, un pequeño templecito donde la vegetación lo había invadido por completo. Igualmente construido por el mismo rey.

Qué bonitos son los paisajes por los que pasamos. Todo verde, lleno de palmeras, y salpicado con animales domésticos. Un placer para la vista. Era más o menos, lo que me esperaba de Vietnam y no vi, aunque probablemente por escoger mal la zona.

DSC_0141
Ta Som y como la naturaleza retoma su sitio.

Más al sur se encuentra East Mebon, un templo del s. X que se encuentra en lo que era una isla de otro lago artificial ahora seco. Destaca por su base piramidal y por los elefantes situados en cada una de sus esquinas.

DSC_0165
East Mebon.

A unos 25 km al norte llegamos a Benteay Srei. Construido en arenisca roja resalta por sus joyas decorativas, al igual que llama la atención el tamaño, mucho menor que el del resto del conjunto. Igual se encuentra en medio de una laguna artificial por la que se puede montar en barco o disfrutar en los miradores. Junto al templo, había un occidental dando unas enseñanzas de budismo a un grupo de locales, algo que no suele ser habitual. Es aquí donde regateo y consigo tomarme una tortilla francesa con un poco de pan y un zumo de piña por 4$, que por cierto, la tortilla estaba de muerte.

Durante el recorrido, pasamos por alguna aldeita, y se veían las típicas casas camboyanas. Construidas en altura sobre pilares pare evitar las inundaciones monzónicas.

DSC_0185
Benteay Srei.

Y más al sur aún, se sitúa Pre Rup, un templo con doble muralla y una terraza superior a 12m del suelo donde es alzan sus 5 torres.

DSC_0204
Pre Rup, con su empinada escalinata.

Paramos a echar gasolina en un puesto de carretera. Lo curioso es que lo venden en botellas de dos litros y lo echan de ahí al tanque. Le tengo que adelantar al conductor el dinero porque no tiene, la botella de dos litros de combustible cuesta 2$.

DSC_0199
Repostando.

Casi todas las construcciones se encuentran rodeadas de su propia muralla con gopurams como entradas. Algunas de ellas también tienen un foso alrededor. También es característico como la naturaleza ha ido ganando terreno a las construcciones, en algunos casos se ha hecho el factor distintivo del templo, sujetándose actualmente los edificios en esa vegetación que los está destrozando.

Personalmente, echo de menos algún cartel informativo, ya que no existe ninguno. Aunque por otro lado entiendo que es una forma de incentivar la contratación de guías locales. También es habitual que vivan familias en los caminos en casas de madera, se dedican a vender fruta o souvenirs a los turístas. Para ello utilizan a los niños, que abundan. También hay bandas de músicas compuestas por personas mutiladas por las minas antipersonas.

DSC_0149
Como se de la vuelta el niño y la muerda…

Aprovecho para comentar que, por favor, los turistas se abstengan de tratar a los locales como si fueran animales. Hoy he visto como una señora hacía fotos a un niño que estaba en un lateral del camino como si fuera un mono, manteniendo las distancias y de muy malas maneras. No creo que haya problemas en fotografiar a la gente, niños incluidos, pero con respecto y ante el consentimiento de los padres. Tampoco está bien darles dinero, acto que también he presenciado, si acaso alguna golosina, porque en mi opinión, fomenta el trabajo infantil que estos niños no deberían estar haciendo. Incluyo aquí el hecho de comprarles los artículos que venden, con eso, no creo que les hagamos ningún favor. Como caso opuesto, me ha gustado ver como una pareja de turistas dejaba a su niño de 3 o 4 años jugando con los camboyanos de su misma edad. Por favor, ¿qué pensaríamos nosotros si los turistas empezaran a hacer fotos a los niños cuando nos visitan?

Tras realizar este tour, creo que se podría haber hecho en bici, salvo quizás Benteay Srei, pero creo que se podría coger un tuk tuk para ir directo y saldría mucho menos de los 26$ que me ha salido el tour. Aún así me parece que no está mal de precio. Además, es muy gracioso, al salir de los templos, encontrarte con todos los conductores echándose una siesta mientras los clientes están visitando el templo en cuestión.

De vuelta al hotel, pasamos por las mismas casas que antes, pero ahora estaban cocinando el almuerzo. Qué olor salía de esas casas, con grandes columnas de humo, eso sí, pero alimentaba sólo de respirarlo. También me fijo en que los restaurantes de carretera (chiringuitos hechos con maderas) disponen de hamacas para que los comensales puedan acostarse un ratillo.

Ya de día, veo que la Siem Reap parece más ordenada y más tranquila, en cuanto al tráfico, que el resto de las ciudades del sudeste que conozco. Veremos si es así en la capital durante mi siguiente parada. Una ciudad, que por otro lado, no me parece nada barata. El poder pagar en dólares no ayuda, de hecho, creo que es bastante cara, los precios son parecidos a Europa. Cierto es, que estamos en el centro turístico del país.


Tarde tranquila

Tras pasar por el hotel y descansar un poco, voy al Museo Nacional de Angkor. Hay que pasar por él. Es más, creo que sería bueno pasar antes de visitar los templos, pues está muy bien explicada la historia de Camboya y de lo poco que se sabe de Angkor. Tambíen habla de las deidades budistas e hinduistas. Lo que sirve muy bien para hacerse una composición de lugar. La entrada son 12$, que sumado a los 4,5 que me cobran por un zumo de naranja y un café, reafirma mi teoría sobre los precios en Siem Reap.

DSC_0207
Pre Rup.

Las salas del museo están muy bien construidas y te mueves de una a otra casi sin darte cuenta. En estas salas están prohibidas las fotos. Es muy bonita la que contiene unos 1000 budas de diferentes tamaños y posturas. También hay salas dedicadas a explicarte el arte que puedes ver en Angkor y sus templos. Visita obligada.

Tras el museo vuelvo al hotel, pasando por un centro comercial lleno de japoneses donde se anunciaba como ”duty free” pero que los precios estaban como en el resto del mundo, caros.

Ceno en un restaurante chiquitito junto al hotel y a descansar que mañana no me quiero levantar muy tarde.

Un saludo.

IG: llopis_ig

FB: Viajes al infinito.

Más enlaces relacionados con este viaje:

A por el viaje de mi vida: 2 meses, 10 países.

San Petersburgo, ¿la Venecia del norte?

Etapa 2: Adiós San Petersburgo, hola Moscú… y su hotel

Etapa 3: Pekín. Capado en el país del escupitajo

Etapa 4: Seúl y sus palacios.

Etapa 5: Vientam. Hanoi, donde conseguí mi primer millón.

12 comentarios en “Etapa 6: Camboya. Angkor directa al top. Parte I.

  1. Pingback: Viajes al infinito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s