Ho Chi Minh, antigua Saigón.

27Nov2017. Pues ya estamos aquí, en la antigua capital de la Conchinchina francesa y posteriormente de Vietnam del Sur, hasta la unificación de 1975. Con 14 millones de habitantes es la ciudad más grande del país. Al salir del avión ya noté la humedad y el calor que me esperaba durante todo en viaje al sudeste asiático y que he encontrado aquí. También encuentro una ciudad más como me lo esperaba, totalmente caótica, mucho más bulliciosa que las ciudades de las que vengo y que el calor hay momentos en que te saca de quicio si se suma a los pitidos de millones de coches y motos.

DSC_0972
Empezando el día con fuerza.

La llegada a la ciudad no tuvo ningún problema, esta vez no me libré de facturar la mochila con Vietjet air pero bueno, entraba dentro de lo normal, aunque el cabreo injustificado no me lo quitó nadie, porque en el vuelo de Hanoi a Hué no tuve que facturar. Cogí un taxi por 200000VND, bastante menos de lo que me esperaba, así que ni regateé.

Y menos mal que me crucé con el recepcionista del hostel DaBlend por la calle, porque normalmente no hay gente en recepción más allá de las 00:00, y con el retraso de una hora de vuelo llegaba más tarde. Parecen muy simpáticos y el hostel bastante grande. El desayuno estaba incluido y puedes añadirle algún extra con una pequeña cantidad así que genial. El ambiente es bastante bueno. Las camas están hechas con palés de obra y tienen una cortinilla para dar un poco de intimidad, las toallas no están incluidas y tienes una taquillita para las cosas de más valor.


Modo guiri

Ya tengo la hora pillada y madrugué para ser el primero en bajar a desayunar. Como digo, estaba bastante bien, un café, una pieza de pan con mermelada y un platito de fruta. Y a la calle.

DSC_0976

Lo primero que me llama la atención, supongo que por deformación profesional, es el número de farmacias que hay. Casi en cada esquina encuentras una. Y lo segundo es que el hostel está bastante más lejos del centro de lo que esperaba, alrededor de 6 km, tardaré hora y media en llegar, aún así me apetece andarme la ciudad y allá voy.

Paso por el parque Le Van Tam para ir a la pagoda del Emperador de Jade. Construida en 1909 en honor del dios taoísta Ngoc Hoang. Está lleno de estatuas que están negras del humo del incienso que lo impregna todo. Estas estatuas están hechas de papel maché.

Con este calor y humedad es fundamental estar constantemente bebiendo y comiendo porque es agotador. En los supermercados el agua es mucho más barata que en otros sitios. He llegado a pagar por medio litro hasta 20000VND y en los supermercados he encontrado por 4000VND. También me falla la tarjeta en las tiendas, alguien más me ha contado lo mismo. En los bancos no tengo problema así que seguiré sacando dinero y pagando en efectivo.

DSC_0981
Mujer rezando en la pagoda.

La siguiente parada es la Catedral de Notre Dame. No se puede visitar si no hay misa (al igual que la catedral de Hanoi). Construida entre 1877 y 1883 en estilo neorrománico, con dos torres de 40 m y se encontraba en obras. Está junto a la oficina de correos, llena de gente enviando la postal de turno y está presidida por un retrato gigante de Ho Chi Minh, líder revolucionario que da nombre a la ciudad desde 1975, y que fue diseñada por Gustave Eiffel. Y aquí se entra en la ciudad moderna, llena de edificios altos y donde se encuentran las grandes firmas de moda y coches. Se nota que la gente que anda por allí es de un poder adquisitivo bastante alto.

DSC_0998
Catedral de Notre Dame.

Paso por la casa de la ópera, que fue sede de la cámara baja de Vietnam del Sur hasta que recuperó su función en 1975, antes de llegar a la mezquita central de Saigón, con su piscinita para lavativas. También me acerco al río Saigón, donde el calor y la humedad son insoportables, así que subo hasta la rotonda donde se encuentra la estatua de Tran Nguyen Hai, pero estaba en obras y no se veía, así que me fui a dar una vuelta por el mercado Ben Thanh, que como todos en esta parte del mundo, es una auténtica locura, lleno de puestecitos donde se vende de todo y los dependientes te acosan para que pares a comprar. Pueden ser agobiantes pero a mi me gusta pasearme un rato por ellos. Paro también a tomarme un smoothie de futa donde las dependientas estaban cantando y disfrutando como enanas y sigo mi camino, el cuerpo sólo pide cosas frescas.

Esta vez paro en el Museo de la ciudad de Ho Chi Minh (15000+20000 por la cámara que no usé). Yo no sé porqué sigo parando en los museos si me están decepcionando casi todos. Y este no es una excepción. No tiene una línea argumental y es complicado seguirlo. Me gustó la colección de billetes y monedas, parece ser que existen pero yo no he visto ninguna en los días que llevo aquí. Y también es interesante el búnker que tiene bajo tierra. Básicamente, el museo habla de la revolución y el nacimiento del partido comunista. El hecho de que en todos los museos haya jardines donde se exponen aviones, tanques, torpedos etc. me lleva a reflexionar sobre la escala que tuvo que tener el conflicto. Algo que me confirmó otra visita más adelante.

Camino frente a la fachada del edificio del Comité del Pueblo (Ayuntamiento), que está completamente rodeado de grandes firmas, para llegar a la rotonda de la tortuga y continuar hasta el museo de Historia que se encuentra en el Jardín Botánico, y otra vez más en este viaje me traiciona mi buena organización, cierra los lunes… pues al museo de los Vestigios Vietnamitas (15000VND), donde vuelve a haber un jardín lleno de armas, y también una recreación de una cárcel americana durante la guerra. Pero lo interesante estaba dentro, en la exposición de fotografías que albergaba.

DSC_1022
Ayuntamiento.

Dichas fotografías estremecen a los que las observan. Todas sobre las miserias y estragos que se hicieron en la guerra. Sin cortarse ni un pelo en lo macabro. Las fotografías de los defectos ocasionados por el Gas Naranja arrojado por los estadounidenses son escalofriantes, donde se muestran toda clase de malformaciones, que aún hoy, están afectando a la cuarta generación de personas nacidas 30 o 40 años después de la guerra, increíble.

También se exponen cartas de víctimas a políticos americanos donde ruegan por un trato digno tras un desastre del que no tenían culpa los civiles afectados. Otra sala mostraba fotografías de periodistas que murieron durante la contienda pero cuyos negativos pudieron rescatarse. Es el primer museo además, donde está todo correctamente explicado y traducido, justo en la exposición donde creo que no habría hecho falta, las imágenes hablabas por sí solas. Era tal el ambiente que se generaba que apenas se escuchaba a gente hablar durante la muestra. Por último se comenta cómo están limpiando las zonas aún afectadas y se habla de las resoluciones judiciales y los juicios aun abiertos contra las compañías químicas y el gobierno estadounidense. Por supuesto, recomiendo la visita, aunque sea para intentar acercarse a lo que tuvo que ser aquella guerra.

DSC_1037

Vuelvo caminando al hostel otra hora y media porque no aceptan mis ofertas los taxistas a los que me voy encontrando, mañana subiré el precio. Al estar tan lejos, veo más extremos que en los sitios donde antes había estado. Quedándome en pleno centro los contrastes con las zonas de las afueras no se aprecian. Aquí en Ho Chi Minh es otra cosa, al estar lejos voy de la zona moderna y elitista a un barrio periférico aunque aún seguro y no muy mal situado.

También voy pensando que en Vietnam debe de haber sitios más interesantes que Hanoi y Ho Chi Minh. Creo que destinos más remotos hubieran sido una elección mejor pero también hubiera perdido más tiempo por las dificultades de acceder a ciertas zonas del país.

DSC_1042
Avión en el jardín del museo de Vestigios de la Guerra.

Por último, quedé a cenar con los chicos que había conocido en Hué, en un restaurante llamado Five Oysters, donde comimos bien pero las camareras eran un poco ariscas. Aún así pasamos un gran rato.

Tras la cena de paseo de vuelta al hostel y vi que había bastante ambiente nocturno en la ciudad, sobretodo de karaokes. Y después de que un par de señoritas me ofrecieran sus servicios desde sus motos, llegué a destino y a descansar.

Hasta mañana.

IG: llopis_ig

FB: Viajes al infinito

3 comentarios en “Ho Chi Minh, antigua Saigón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s