Vietnam en bicicleta.

25Nov2017. Espero decir esto cada día que pase: hoy ha sido el mejor día del viaje. Realmente lo que me esperaba de Vietnam.

Me había planteado conocer algunos de las tumbas que rodean la ciudad de Hué, y así ha sido. He alquilado una bicicleta por 20000VND/día, menos de un euro, y me he perdido por los caminos de las afueras de la ciudad. Pese a la lluvia torrencial que caía ha sigo magnífico introducirme en plena naturaleza entre casas tradicionales y ver como la gente me saludaba al pasar y los niños salían a mi encuentro. He terminado empapado de arriba a abajo pero me he reconciliado con los vietnamitas, y como la temperatura es agradable pues no he sufrido tanto.

DSC_0863

Hasta ahora la gente me parecía bastante antipática, pero me he dado cuenta que Vietnam se está convirtiendo (sino lo es ya) en un país 100% turístico. Probablemente el más turístico tras Tailandia. Esto me hizo llevarme cierta desilusión mientras lo visitaba ya que muchos ni siquiera te miraban a la cara, contestaban mal y notaba el puntito de timo al turista, típico de los sitios de moda, pero hoy, llegando a rinconcitos más alejados la gente me ha parecido mejor de lo que hasta hoy había visto. Lástima que el idioma dificulte la comunicación.


Empezando el día

Hoy no madrugué en absoluto, fui a desayunar al Hotel Alba, que ofrecía un buen desayuno a un precio no muy elevado (130000VND). Había quedado con mi hotel en alquilar una bici pero cuando fui a por ella me dijeron que la agencias estaban saturadas y que no tenían, así que me dí una vuelta en busca de algún sitio que me la alquilase. Dí con él, y a la mitad que mi hotel me la dejaba.

DSC_0905
Unos 40 km sobre esta máquina. No le falta detalle.

Ya en la bici me puse en camino. Hasta que salí de la ciudad la locura del tráfico hacía complicado poder circular, ya que en las incorporaciones las motos y los coches se cruzan y no hay prioridades, ni siquiera los semáforos se respetan. Pero una vez salí del jaleo, empecé a ir por unos caminitos entre vegetación y casas humildes que eran una maravilla.


Tumbas de Hué

La primera a la que llegué fue la Tumba de Minh Mang (100000VND + 5000 por aparcar la bici). Construida por el sucesor de este emperador está a unos 14 km de Hué y el sendero por el que fui trascurre en una parte junto al río del Perfume. La idea era ir primero a esta tumba por ser la más lejana y a la vuelta ir parando en las otras que están de camino.

DSC_0874
Al fondo se encuentra la tumba de Minh Mang.

Este monumental conjunto está parcialmente en ruinas y hoy también estaba medio inundado. De hecho no pude entrar por donde pretendía por estar totalmente embarrado el camino. Uuno de sus pabellones sirve como vivienda de una familia. Y pese a que la tumba en sí estaba cerrada, el entorno natural le da muchísimo encanto a este complejo. Doy con un grupito que venían de Benidorm que las pobres lo estaban pasando bastante mal con la lluvia.

 

Volví al camino, que está plagado de templecitos, pagodas e incluso cementerios, y que la lluvia había anegado en algunos tramos que tuve que hacer a pié empujando de la bici para poder cruzarlos. Impresionantes imágenes de animales pastando en los campos verdes inundados.

Estaba disfrutando tanto que cuando, de repente, apareció el complejo funerario de Khai Dinh (100000VND + 2000 por encadenar la bici a una sombrilla) fue como un golpe en la cabeza. Era extraordinario encontrarse con este conjunto tan bonito. Se trata de una combinación de estilos vietnamitas y europeos y su exterior está cubierto de cemento oscurecido que le da el aspecto gótico que tiene. El mausoleo es blanco y el interior es dorado y bastante llamativo, con la tumba bajo una escultura del emperador hecha en bronce. Frente a él se encuentran dos filas de esculturas de soldados junto a un caballo y un elefante por ambos lados, estas esculturas se encuentran también en el resto de tumbas pero en está son especialmente bonitas. Es el mejor conservado de las tres tumbas que vi hoy y se sitúa en la ladera de una colina.

DSC_0888
Pabellón donde se encuentra la tumba de Khai Dinh.

Tengo que reconocer que en algún momento, era tal la cantidad de lluvia que caía y lo mojado que estaba, que pensé en regresar, pero el camino largo ya estaba hecho así que había que disfrutar. La lluvia hacía de aliciente para darle el toque de aventura al día, aunque soy por hecho que con buen tiempo la belleza del entorno se disfrutaría más.

DSC_0901
”Monumento desconocido”.

Durante el trayecto voy parando en alguno de los templecitos y pagodas que he comentado antes, de los cuales no puedo comentar mucho porque ni siquiera pude averiguar los nombres. Pero uno era algo peculiar, era un monumento, parecía que al ejército, rodeado de tumbas. Me baje de la bici para verlo y la dejé a unos hombres que me dijeron por señas que ellos la vigilaban, puse la cadena en la rueda por si acaso, pero dudo mucho que viendo la bici, la fueran a robar. Aunque la extensión y tamaño del mismo eran considerables, aún sigo sin saber qué representa.

Sigo alucinando con el camino que estoy recorriendo hasta llegar a la última parada de hoy, la tumba de Tu Duc (100000VND). Compro una botella de agua y aprovecho para dejar la bici a recaudo en la tienda antes de entrar en este hermoso complejo con un lago interior y varios pabellones. También se hayan otras dos tumbas a parte de la del propio emperador. Algunas de sus partes también se hayan en ruinas. Fue diseñada por el propio emperador para poder usarla también en vida. Su coste fue tan elevado que provocó un intento de golpe de estado, finalmente reprimido. Al ser la más cercana a la ciudad era la que más gente tenía visitándola.

DSC_0910
Acceso a la tumba de Tu Duc.

Ya de vuelta a devolver la bici, me compro un paquete de palomitas porque no había comido y me doy un golpecito con una moto que no frenaba cuando yo cruzaba (los frenos de la bici tampoco es que fueran muy bien). Cuando llego al sitio de las bicis, está cerrado, así que me quedo con la bici y volveré mañana para ampliar un día el alquiler y que me devuelvan el DNI que dejé como señal. Paro en un restaurante (Bingsu King) junto al sitio de las bicis donde me atienden fantásticamente, como unos noodles bastante ricos y un café bastante malo a unos precios irrisorios (todo menos de 5€), así que mañana intentaré desayunar también allí.

DSC_0889.jpg
Entorno de la tumba de Khai Dinh.

El plan de mañana es ver algo que me quede por ver y entrar de nuevo en la ciudad imperial a terminar de verla. Por la tarde vuelo a Ho Chi Mihn, la última ciudad que visitaré en Vietnam antes de pasar a Camboya.

Veremos. Ahora ya ando escuchando el karaoke que tengo abajo de la habitación.

IG: llopis_ig

FB: Viajes al infinito

Un comentario en “Vietnam en bicicleta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s