When eating the fruit, remember the one who planted the tree.

23Nov2017. Pues hoy tocaba conocer los lugares que quedaron pendientes de Hanoi, un poquito más retirados del centro. Madrugué para llegar pronto al Mausoleo de Ho Chi Mhin y desayunar antes en una cafetería que me habían recomendado. Cerrada.

Así que me puse a caminar hacía el mausoleo esperando encontrar algún sitio de camino para desayunar. Cuando iba acercándome, empecé a escuchar salsa que venía del parque donde se encuentra la estatua de Lenin. Por curiosidad, me acerqué, resulta que a primera hora de la mañana se realizan clases de salsa en él. Me quedé un rato viendo a vietnamitas octogenarios disfrutando como niños de las clases de baile con el líder soviético de fondo a las 7:30 de la mañana.

Cuando me cansé de la escena desayuné en una cafetería que estaba enfrente y me dirigí a la plaza Ba Dinh, donde el líder comunista leyó la declaración de independencia el 2 de septiembre de 1945. Es una plaza bastante amplia con cuadrículas de césped y rodeada de varios edificios importantes, muchos al estilo soviético. Por ello, y porque estaba lleno de militares que no te dejaban pasar a una zona que estaba delimitada y porque había un gran mamotreto de granito presidido por enormes columnas, me recordó a la plaza Tiananmen en Pekín.


Mausoleo de Ho Chi Mhin

DSC_0704
Militar cuidando que nadie pase la raya y se acerque al Mausoleo.

Este edificio del que hablo es el Mausoleo, donde se encuentra el cuerpo momificado del líder vietnamita. Expuesto al estilo de Lenin o Mao Zedong, en contra de su voluntad, ya que él dispuso ser incinerado.

El madrugón no me sirvió de mucho pues el cuerpo está pasando revisión y mantenimiento en Rusia como hace anualmente durante tres meses. Una pena porque en este viaje he pasado de pensar que en el s.XXI no existían las momias a haber visto las dos que he comentado y no poder ver esta tercera.

Un problema que tiene la plaza es también que al estar la parte central donde se encuentra el mausoleo sin poder accederse, hay que andar de arriba para abajo dando rodeos para poder ver el resto de edificios.

DSC_0700
Museo Ho Chi Mhin.

Detrás se encuentra la pagoda de un Pilar, que según cuenta la leyenda fue construida en 1049 por el emperador Ly Thai Tong tuviera al fin un niño tras soñar que la diosa de la compasión le entregaba uno.

Tras la pagoda está el Museo de Ho Chi Mhin (40000VND). Un enorme edificio al estilo soviético que acoge homenajes al fundador del Vietnam moderno. No me pareció un gran museo, es bastante original en la distribución aunque esta la hace caótico y difícil de seguir. Lo único que llamó un poco mi atención fue una pequeña salita llamada Gernika muy pequeña y casi diáfana con figuras del famoso cuadro y nombre de personajes importantes del s.XX, donde se venía a subrayar los contrastes de este siglo, donde han tenido cabida los mayores avances sociales de la historia y a la vez las mayores atrocidades de las que el ser humano haya sido capaz. También había una exposición temporal sobre el impacto de la revolución de octubre en Rusia en la revolución vietnamita, un poco más explicativa pero igualmente falta de interés debido a la dificultad de seguirla.

DSC_0703
Sala Gernika.

Seguimos de ruta

Tras dar una vuelta entera a la plaza entro en el recinto (40000VND) que alberga el Palacio presidencial, construido en 1906 como hogar del gobernador general de Indochina. En sus jardines se encuentra la casa de Ho Chi Mhin, un palacete bastante austero, donde se reunía el Politburó durante la guerra, y su Palafito, una casita de madera, también austera donde vivió el presidente. Como curiosidad, los peces del lago acuden cuando se da palmas, supuestamente porque a Ho Chi Mhin le gustaba acudir allí y tirarles migas de pan tras darlas.

La mayoría de las estancias estaban cerradas en los edificios que se visitan y están totalmente atestados de gente por lo que si no se tiene mucho tiempo, es prescindible.

DSC_0715
Cuando comas fruta, acuérdate de quien plantó el árbol.

Me alejo de la plaza para ir al museo de Bellas Artes. Paso antes por el Estadio Hang Day que pilla de camino y me parecía apropiado ver cómo es un estadio en Vietnam, tiene capacidad para 22000 personas, se construyó en 1965 y, como era de esperar, en España ese estadio se habría derrumbado en las condiciones en las que está, pues aquí, juegan dos equipos de la liga del país.

De vuelta al museo, tengo que decir, que es el que más me ha gustado en Hanoi (40000VND) y los zumos de su cafetería están muy ricos. La colección que tiene de obras de arte local cubren desde el s.XI al XX. Si bien la cantidad y calidad no se acerca a la de los museos europeos, sí tiene cierto encanto y las piezas son preciosas y bastante originales teniendo en cuenta el desarrollo artístico tardío del país. Muchas de estas piezas se acercan bastante a la propaganda durante y tras la guerra. Se encuentra en dos edificios que servían como Ministerio de Información francés, mantiene la estructura original y por tanto, te pasas la visita abriendo y cerrando las puertas de las diferentes salas. Especialmente me ha gustado la escultura ”Cuando comas fruta, recuerda quien plantó el árbol”, en la que un niño llama la atención del abuelo mientras sostiene una fruta y éste planta un nuevo árbol. Me pareció una lección magnífica de cuidar lo que tenemos por respeto a quien lo ha hecho posible, y por ende, a las personas mayores.

Cruzando la calle después de salir, se encuentra el Templo de la Literatura. Es el más visitado de la ciudad y donde acuden las chicas vestidas apropiadamente para realizarse sesiones de fotos, llevando a fotógrafos profesionales o a algunos amigos que les ayudan, se preparan como para una boda e incluso llevan flores para ir fotografiándose.

DSC_0732
No hay más palabras.

A decir verdad, entré por la salida sin darme cuenta por lo que hice el circuito al revés y sin pagar. Alberga un estanque que en esta ocasión estaba en obras, pero es de lo más característico del lugar. Es la sede de la primera universidad de Vietnam, fundada en 1076. También contiene varios templecitos y anexos dentro del mismo recinto, pero lo que más me gustó fueron los bonsais que adornan los jardines. Delante existe un lago, Go Kim Chau, donde no hay nadie salvo algún vietnamita pescando, bastante tranquilo pero tampoco tiene mucho que ver.

Paro a comer en un restaurante que me habían recomendado, la comida estaba rica aunque cara para los estándares de Vietnam y el personal no es que fuera lo más amable del mundo, se llamaba Nha Hang Koto Van Miau.

DSC_0746
Entrada al recinto del Templo de la Literatura.

La última parte del día

Después de comer me fui a ver la Ciudadela Imperial de Thang Long, algo más al norte que el templo. Declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2010 contiene varios enclaves aqueológicos, y fue el centro del poder militar durante más de 1000 años, incluyendo la colonización francesa. Existen edificios de diferentes épocas y funciones, incluso un búnker preparado durante la guerra con los americanos, y un terreno que en un día fue un campo de fútbol y una torre con una bandera que hondea desde el 10 de Octubre de 1954 de manera continuada. Hoy era gratis pero de normal cuesta 30000. Se nota un poco más abandonado que el resto de atracciones turísticas de la ciudad, junto a él se encuentra otra área de excavaciones que se descubrieron durante la construcción de la que hoy es la Asamblea Nacional. El de seguridad al no entenderme me dejó pasar sin problema. Para ser patrimonio de la Humanidad se queda algo corto, por supuesto, de explicación alguna para poder ayudar al viajero a conocer algo más sobre la historia del lugar y los usos que se le han dado con le paso del tiempo.

DSC_0774
Torre de la Bandera.

Junto al recinto se encuentra el Bac Son. Aunque no he podido descubrir qué represente ni a qué está dedicado, si debe de ser algo importante pues no te dejan acercarse ni tan siquiera pararte enfrente para hacer alguna foto. Puede que la protesta que había delante no ayudara a ello. Había unas 50 personas gritando y protestando pero al ver que los militares que por allí andan me echaron de la zona y antes de que se caldease más el ambiente, decidí seguir mi camino.

Que me llevó al Museo de Historia Militar de Vietnam (40000VND más 30000VND por la cámara). Pese a contener muchísimos objetos curiosos procedentes de la guerra y en su jardín hallarse algunos vehículos y armas militares, sigue la línea de los museos vietnamitas y no tienen ninguna continuidad que ayude a su comprensión. Ponen un vídeo en español pero casi que se entiende mejor el que reproducen en inglés. Hay curiosidades como muestras de armas manuales usadas contra el ejercito yanqui o un monumento hecho con restos de aviones americanos. Por supuesto, a estos se les acusa de toda clase de abusos de manera propagandística, con esto no quiero decir que no se hicieran, más bien quiero resaltar la falta de objetividad histórica de los museos. Por no hablar de que en esta ocasión apenas hay traducciones al inglés. Desde el museo se accede a la torre de la bandera.

Una cosa que sí conseguí aprender es que España estuvo involucrada en la expedición que se llevó a cabo en la Conchinchina entre 1958 y 1962, y que fue el inicio de la colonización de Vietnam por parte de Francia que acabó en 1883 y duró hasta la declaración de independencia en 1945.

DSC_0781
Monumento hecho con restos de aviones americanos caídos.

De vuelta al hotel, pues quería descansar pese a que era pronto, vi numerosas barberías callejeras, dícese de una silla en la calle frente a un espejo donde un hombre afeitaba a otro. También pase por unas vías del tren que atravesaban el casco histórico pensando que estarían abandonadas. Pero cuando pregunté me contaron que no, que la ciudad ha crecido tanto que las casas se colocan junto a las vías, incluso las tiendas tienen que recoger los ”escaparates” para no ser atropellados.

Y con eso se terminó mi día por hoy tras pasar por un supermercado donde una manzana me ha costado casi 3€, me he dado cuenta que no existen monedas en Vietnam (o no se las ve) y que existen huevos kinder para niños y para niñas.

Ahora iré a la lavandería donde esta mañana dejé ropa a lavar (15VND/kg) y a dormir que mañana toca traslado a Hué, capital imperial de Vietnam.

IMAG0437
Huevo Kinder vietnamitas.

Hasta mañana.

IG: llopis_ig

FB: Viajes al infinito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s