Nepal, un país marcado.

Quien me iba a decir a mí en 2009, cuando estaba en la India (el viaje que me cambió la vida), que aquel país del que la gente me hablaba y que decidí añadir en mi lista de destinos a los que quería ir, iba a sufrir una serie de terremotos tremendos que dejarían gran parte de los edificios más emblemáticos en ruinas. Y quien me iba a decir a mí, que hasta 2017 no podría tacharlo de la misma lista y que me pudiera gustar tanto tras el desastre.

Lástima no haberlo visitado antes cuando lucía su máximo esplendor, pero pena solo por no haber podido comparar con hoy en día, ya que después de mi viaje no lo cambiaría. Conocer el país tras el terremoto ha sido una experiencia grandísima y que mereció la pena. Ver cómo el país y su gente ha tirado para adelante pese al desastre de 2015 ha sido de lo más gratificante que he experimentado. El país aún convive con el desastre y todo está marcado por el mismo, pero las personas hacen su vida y todo rueda… una gran experiencia.

DSC_0663
Columna del estadio nacional movida por el terremoto.

Como entrar

No tiene mucho secreto, llegas al aeropuerto de Katmandú, y en las maquinas que hay para ello, te sacas una foto y rellenas unos datos que te piden. Después pasas a un mostrador y con el pasaporte y 25$ te dan un recibo que deberás enseñar en el control de pasaporte donde te ponen el sello. Y ya estás dentro.

Un taxi del aeropuerto al barrio de Thamel rondan los 5-6 euros al cambio así que es una buena opción tras un viaje tan largo.


Una semana mucho tiempo.

Me había organizado el viaje para estar 8 días en Katmandú y su valle, y es excesivo. Creo que hubiera estado bien estar 5 días por el valle y 2 o 3 días más realizando alguna actividad tipo trekking o una visita a las montañas. Dicho esto, no me arrepiento tampoco de haberlo programado así ya que pude ir a sitios alejados de los turistas, aunque también es cierto que no serían lugares prioritarios en cualquier otro viaje.

También eligiría otra época para ir. Noviembre y Diciembre está lleno de festivales religiosos que llenan la ciudad de color y alegría dando un tono especial ala visita. Por el contrario, es temporada alta y, por tanto, más caro. Hay que buscar un equilibrio y ajustarse a la forma de viaje de cada uno.


Itinerario por el valle de Katmandú

Día 1:

Suele ser un día que no se tiene entero pues se llega por la mañana a la capital y no podemos disfrutarlo por lo que un paseo por la Plaza Durbar, por el centro y por el barrio de Thamel (incluido biblioteca Kaiser y Jardin de los sueños) sería suficiente.

La plaza Durbar es el lugar más turístico de la ciudad, lleno de templos es un lugar muy curioso para los occidentales. Lleno de escenas que nos resultan llamativas y dignas de ver. Cierto es que está bastante afectada por los terremotos aunque no tanto como otros lugares otrora turísticos del valle.

21273094_1155904407843691_8347440532886219551_o
Grupo de mujeres cantando en la Plaza Durbar en el día de Krishna.

Saliendo de la plaza podemos dar un paseo por los alrededores, lleno de recovecos donde encontrar cientos de stupas y de escenas de la vida cotidiana de la ciudad, 100% nepalíes. Mejor hacerlo de día, pues está poco o nada iluminada y por tanto, puede llegar a ser no muy seguro. Yo también di un paseo al anochecer y no tuve ninguna sensación de inseguridad pero… nunca se sabe. Es genial ver las carnicerías en la calle con la carne en los mostradores, las tiendas abiertas haciendo tratos con los compradores y las clínicas dentales a las cuales no entraríamos pero vemos que la mayoría de los nepalíes lucen dentaduras casi perfectas.

DSC_0036
Thamel de noche.

El barrio de Thamel es donde están la mayor parte de los hostales para turistas y mochileros que van a Nepal. Recomendable quedarse en uno de ellos buscando aquel que cubra nuestras necesidades. Es un barrio lleno de vida y de ambiente, me sorprendió la gran vida nocturna que existe y está lleno de tiendas y agencias donde poder comprar y reservar excursiones. También existen lavandería que por un precio muy muy asequible podemos dejar la ropa sucia para lavarla sin ningún tipo de problema, por ello, recomiendo no llevar la maleta muy cargada pues no es necesario.

Día 2-3 (en mi opinión el mejor día)

Aquí depende de cómo quiera uno organizar. Mi intención era visitar estos lugares andando pero el hotel me ofreció un itinerario en taxi por unos 30€ que cubría los monumentos declarados patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1979 en un solo día. Igual esta fórmula está bien para ir uno solo, pero si se va con más gente, probablemente sea mejor hacerlo en dos días, dará más tiempo a todo el grupo a disfrutar a su ritmo de estos lugares y los que estén esperando podrán hacerlo en las cafeterías y restaurantes de alrededor de las mismas.

DSC_1028 (8)

Recordar que en un país tan poblado siempre vamos a encontrar mucha gente allá donde vayamos por lo que no hay que agobiarse y tomarse las cosas con tranquilidad, teniendo cuidado con el tráfico, sobretodo al cruzar (existen normas que nadie respeta).

Swayambhunath o templo de los monos, una gran stupa en lo alto de una colina llena de monos saltando por alrededor. Tened cuidado con la comida ya que estos simios no tienen miedo a nada y se lanzan a por ella. Merece la pena subir la escalera opuesta a donde está el parking, llena de estatuas y motivos religiosos dan al complejo un aspecto especial.

rayo
Swayambhunath.

Patan, ciudad cercana a Katmandú (la capital se ha comido las ciudades de alrededor así que es difícil diferenciar donde empieza una y acaba la otra). Lo principal de esta ciudad es la plaza Durbar. Al estilo de la de Katmandú, está mejor conservada.

durbar
Plaza Durbar en Patán.

Pashupati. Lugar sagrado para los hindúes nepalíes donde creman a sus muertos y arrojan las cenizas al río Bagmati. Al templo Hindú no se puede entrar si no eres de dicha religión pero merece la pena contemplar los márgenes del río lleno de templos y santuarios donde los yoguis dejan ser fotografiados a un módico precio. También está plagado de monos y se encuentra junto a una reserva de ciervos, pero poco más pudo decir al respecto.

pas
Templo hindú a orillas del Bagmati.

Bodnath, una de las mayores y más importantes stupas de Asia, donde los peregrinos acuden a rezar dando vueltas a la misma en sentido de las agujas del reloj. Al sol, la ”cúpula” con los ojos de Buda que todo lo ve brilla con luz propia de una manera mágnifica. Situada en una plaza rodeada de restaurantes es un lugar perfecto para comer o tomar un café antes de retirarse.

DSC_0607
Stupa de Bodnath.

Día 4

El día 4 lo aprovecharía para ir a otra de las maravillas que necesitan algo más de tiempo. Baktapur, un pueblo precioso y encantador aunque igual de arrasado por el terremoto. Pero esto no quita que tenga algunos de los templos que más me han impresionado de este viaje.

DSC_0835
Templos de Baktapur.

Por la tarde está bien ir a algunos de los pueblos que están en las montañas del valle, como podría ser Nagarkot, a pasar la noche y ver anochecer y amanecer. Yo no tuve suerte ya que fui en un día muy nublado y no pude disfrutar de las famosas vistas pero aun así se apreciaba lo bello que debe de ser y disfruté de una puesta de sol que las nubes no estropearon pues daban un color genuino a la escena. Cercano a Nagarkot existe un pueblo, Dollu, con un gran Buda, se puede pasar camino del hotel.

DSC_1031 (32)
Gran Buda en Dollu.

En taxi se puede hacer por unos 35€ ida y vuelta o en transporte público, mucho más barato pero más incómodo. Una experiencia que hay que vivir aunque si es la primera vez en Asia, recomendaría un trayecto más corto.

Día 5.

Pues dependiendo del tiempo que se tenga se puede visitar algún otro pueblo como podría ser Kirtipur o visitar la parte sur de la ciudad, menos turística pero igualmente encantadora, donde ver el parlamento (por fuera), el estadio nacional (en ruinas por el terremoto) o visitar los múltiples templos que existen y con suerte poder ver una boda o alguna ceremonia digna de ver.

DSC_1031 (23)
Templo de Kalimata.

Si se dispone del día entero otra opción es ir a el templo de Kalimata en Darshinkali, donde se pueden apreciar huellas de los sacrificios que aún se realizan aquí en fechas señaladas del calendario.

O quizás acercarse a Dhulhikel, sin duda, el mejor día de mi viaje porque me sentí un nepalí más al conocer a gente de allí. Pero aún así, es un pueblo encantador lleno de vida con un gran Buda tras subir 1000 escalones y un mirador con unas vistas espectaculares del valle.


Conclusiones

El país es bastante asequible y fácil de llegar. No es caro y se puede ajustar mucho a diferentes presupuestos y maneras de viajar. Yo opté por un turismo de templos y monumentos pero se puede compaginar perfectamente con un turismo de aventura y/o de montaña.

DSC_0639

Es un país (o al menos, la región que he visitado) que no debería de asustar al visitante. Hay que venir con la mente abierta a querer conocer a gente y lugares maravillosos en contraste con la contaminación y el desorden existente, pero dista mucho de ser la India en cuanto a pobreza y suciedad, aunque personalmente la India tiene un encanto que no he vuelto a sentir en ningún lado. Dejarse llevar y disfrutar.

Aunque no hay carteles en inglés pero con la gente se apaña uno como puede (los niños hablan mejor inglés que los mayores) aunque a veces con dificultades y los nombres de las calles no aparecen por ningún lado así que es fácil perderse en las laberínticas calles. Tampoco ayuda que todo está en obras. Pero esta carencia se suple con la simpatía y amabilidad de la gente, puedes entrar en cualquier local y preguntar y siempre aparecen dos o tres personas dispuestas a ayudarte.

Personalmente me llamó muchísimo la atención que disponían de toda clase de tecnología más o menos al alcance de todos. Lo que me dio la sensación de un choque de culturas explosivo, como si no hubieran encontrado la manera de introducir la modernidad occidental, que se les mete con calzador, a su cultura y sus tradiciones que en muchos aspectos son totalmente contradictorios. Estas contradicciones hacen que crezca el encanto, a la vez que hacen plantearse plantearse la idea de si todo cabe en todos lados.

DSC_1029 (55)

Otra cosa que me di cuenta hablando con la gente de allí es que en todas las culturas nos refugiamos de nuestros miedos en la religión y que, en general, sus ideas siempre son buenas o intentan serlo, y que el problema viene cuando estas ideas se malinterpretan por algunos intereses y se radicalizan dando lugar al odio y la intolerancia. Si cada uno viviese su religión en casa y respetando… otro gallo cantaría.

También me llamó la atención lo que les gusta lo occidental y como en sus anuncios los modelos que aparecen tienen rasgos occidentales y en gran medida no reflejan lo que son en realidad, pero bueno, aquí también pasa cuando vemos ciertos anuncios de la tele.

DSC_1029 (20)

Por último, también tengo que decir lo molesto que somos los turistas cuando vamos a un país dando por hecho que somos superiores. He visto a turistas quejarse por cada cosa… y no entiendo que vengas a un país tan diferente al tuyo si no te gusta lo diferente o no eres capaz de aceptar esas diferencias. Está claro que hay actitudes a mejorar pero no todo es malo ni deberían cambiarlo pues es parte de su idiosincrasia y manera de ser.

Dicho esto, entiendo que solo he visitado una pequeña parte de un gran todo para sacar conclusiones más certeras, pero de momento soñaré con volver a visitar este magnífico país y a sus gentes. Y ver como levantaron la cabeza pese a un desastre del tamaño del que vivieron es para quitarse el sombrero.

Nos vemos en la siguiente.

Para más detalles y fotos:

IG: llopis_ig

FB: Viajes al infinito

Un comentario en “Nepal, un país marcado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s