Día 7: Dakshinkali, Dollu, Bungamati y un taxista contento.

Otro día despertándonos con los martillazos de una obra. Pero esta vez en el hotel… aunque gracias a eso, el personal del mismo pudo detenerla y yo seguir durmiendo, aunque, ya que estaba, bajé a comer algo antes de seguir descansando para que la recepcionista no llamara a mi habitación al notar que no bajaba a desayunar.

Poco antes de las once de nuevo martillazos, pero esta vez ya era hora de levantarse. Me había tomado la mañana con tranquilidad, sin prisas, como se vive aquí. Fui a echar las postales que había escrito y a dejar ropa en la lavandería (100NPR por libra de peso). Hecho esto fui a desayunar que necesitaba energía siendo la hora que era. Así que paré en una pequeña cafetería enfrente del hotel, en Teafresho me atendieron 3 chicas a cada cual más simpática en un sitio pequeñito y acogedor, como se suele decir de este tipo de sitios.

DSC_1031 (17)_
Los parajes naturales son, simplemente, inigualables.

 

Tras un rato trasteando en Internet, volví al hotel a seguir descansando y comer algunas cosillas, que aún tenía del viaje, antes de salir a mi itinerario (repetido) de hoy. Tras el éxito del día de ayer gracias al taxista, decidí volver a probar suerte y por el mismo precio (2500NPR) conseguí que un taxista accediera a llevarme a Darkshinkali y Bungamati. Después me confesó que lo hizo porque llevaba toda la mañana dando vueltas sin conseguir clientes.


Darkshinkali

Antes de seguir, quisiera comentar que gracias a este chico de 36 años, casado y con un hijo (aquí es lo primero que te cuentan) conseguí reconciliarme con el gremio de los taxistas nepalíes. Fue en todo momento muy agradable y se esforzó con el inglés, haciendo que el trayecto estuviese lleno de risas. Estaba muy interesado en las costumbre sexuales europeas y en saber como conseguía que se notara todo el deporte que hacía, pero también me contó que había tenido su propio taxi, que tuvo que vender, y que había estado trabajando en Qatar como conductor e incluso hablaba algo de árabe. Eso es lo que espero de alguien con el que voy a pasar una tarde entera, que sea agradable aunque nunca más nos vayamos a volver a ver. Y aunque en muchos momento repetía el buen precio que me había hecho, lo lejos que habíamos ido y el gran servicio que me estaba prestando para que subiera sus emolumentos, me lo tomé con gracia y conseguimos pasar una gran tarde. Me acompañó en todo momento y siempre dispuesto a explicarme lo que yo le preguntara.

IMAG0130
Mi colega Achyut y yo.

Dicho esto, y entre risas e historias varias (40 minutos parados por obras en la misma ”excelente” carretera de ayer) llegamos a Darkshinkali, nada que ver con lo que pude ver ayer. El templo budista estaba muy bien pero nada en comparación con el templo de Kalimata, donde pude comprobar que sí, que se siguen llevando a cabo sacrificios allí y que durante estos no cabe un alfiler en el mismo. En honor a Kali, encarnación más sangrienta de Parvati, los peregrinos llevan todo tipo de animales (menos vacas) que sacrifican y ofrecen a la diosa antes de cocinarlos para comérselos y pasar allí el día en el bosque. En el camino de entrada hay un mercado muy largo lleno de puestos que ofrecen a los peregrinos multitud de productos para la fiesta. Aunque muchos estaban cerrados, uno se puede hacerse perfectamente a la idea de como se pone aquello los días de celebración.

DSC_1031 (23)
Templo de Kalimata, cuando te acercas puedes ver los restos de sangre de sacrificios pasados.

Tras varias vueltas por allí para contemplar el complejo subimos al coche para continuar nuestra ruta.


Dollu (Pharping)

Camino a Dakshinkali me había fijado en varios templos budistas y un gran buda pero no pude reparar mucho en ellos. Pedí al taxista si podíamos acercarnos y aceptó de buen grado (volviendo a repetir lo bueno que estaba siendo conmigo).

DSC_1031 (32)
El Buda convierte en corrientes a los templos que lo rodean.

Al hacerlo… lo más impresionante que he visto en mi estancia en Nepal. Un gran Buda Gautama de 15 m en la localidad de Dollu (Pharping), cuyo templo estaba cerrado. Desgraciadamente poco más he podido averiguar al respecto, por lo que, por favor, si alguien lee este blog y sabe algo más, le agradecería la ayuda.

Después de unas fotillos seguimos nuestro camino.


Bungamati

Hoy sí que conseguí llegar a donde quería, la plaza mayor de Bungamati. Y he de decir que me impresionó increíblemente, pero para mal. Pues, por desgracia, es la ciudad que más destrozada he visto por el terremoto (y son unas cuantas). Nada que ver con las imágenes de esta aldea que antaño fue de las más encantadoras del valle. 

Aquí nació Rato Machhendranath, el dios patrón de Patan, pero del enorme templo de Bahirab tan solo queda un montón de escombros.

DSC_1031 (42)
Esto es todo lo que queda el templo en Bungamati.

Lo que más me entristeció fue pensar lo que el turismo suponía antes del terremoto a este pequeño pueblo y a los diminutos talleres de madera (aún queda alguno) que trabajaban en plena plaza y que ahora en el estado actual, supongo, que ha sido el desmoronamiento de cientos de familias. Aún así, es impresionante como, a pesar de todo, la gente seguía viniendo a preguntarme por mi país con todo el cariño del mundo y con una sonrisa en la cara, aunque con mirada extrañada de que un extranjero aún pusiera los píes allí. Sólo por esto, mereció la pena acercarse a conocer Bungamati.

DSC_1031 (45)
Otra muestra del estado del pueblo.

Bastante triste por lo que había visto volvimos a Katmandú.


De vuelta

De nuevo en camino hasta la capital, con la consiguiente parada de 40 min. por la misma razón que a la ida, hubo risas y compadreo, pero ya no en el mismo tono que había existido hasta entonces. El taxista me dejó, tras muchos gracias y el consiguiente aumento de rupias que se había ganado y quedando en llamarle para cualquier cosa que necesitase, enfrente de la biblioteca Kaiser. Cerrada. Así que decidí ir al hotel y parar en algún restaurante de paso.

DSC_1031 (39)
El contraste entre lo natural y la masificación de las urbes es radical.

No había comido así que paré en uno cuyo aspecto me gustó, ya en Thamel. No recuerdo el nombre pero comí bien y a buen precio. Cuando estaba en el postre una chica me preguntó si era español, al decirle que sí, me preguntó sobre cosas que pudiera ver en Katmandú y la invité a sentarse conmigo.

Como experto en la ciudad después de 7 días le comenté los sitios que más me habían gustado y que le serían fácil de visitar. Ella, a su vez, me contó que venía de Barcelona, que había viajado sola a Pokhara como voluntaria en una escuela de una aldea de la zona. Seguimos la conversación y quedamos en tomar una cerveza mañana y así conocer el ambiente nocturno de la capital.

Nos despedimos en un cruce y hasta mañana.


Lecciones aprendidas

  • Hay taxistas buenos, te puede tocar el malo un día y al siguiente disfrutar como un enano con otro.
  • Recomendable mirar los sitios en Internet antes de ir para tener claro qué ver y donde.
  • En el valle, los pueblos y ciudades se solapan y no se sabe muy bien donde empiezan y donde acaban. Es recomendable llevar la ruta trazada y preguntar para no confundir templos ni lugares.
  • Impresionante la capacidad que tiene el ser humano de levantarse tras una gran catástrofe, capaz de sacarle una sonrisa a las desgracias y buscar la manera de salir adelante con nos recursos por debajo del mínimo. Chapeau por la gente nepalí.

Planes para mañana: recoger la ropa de la lavandería, visitar la biblioteca Kaiser, ir a Dhulhikel en transporte público con una chica nepalí que he conocido, todo una aventura.

Hasta mañana.

Facebook: Viajes al infinito

Instagram: llopis_ig

2 comentarios en “Día 7: Dakshinkali, Dollu, Bungamati y un taxista contento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s